Sistema de votación multielección preferencial con "opción ganadora por consenso" para superación de los problemas y limitaciones de los sistemas de votación de elección única

Los sistemas de votación de elección única (como son los de mayoría simple) tienen un problema fundamental: ante múltiples (>2) opciones, el votante solo puede mostrar su preferencia hacia 1 opción y por descarte se considera su oposición o rechazo por igual a todas las demás, impidiendo expresar la graduación de su preferencia hacia las diferentes opciones (no puede expresar su segunda/tercera/... preferencia en orden), algo que (entre otros problemas) conlleva la imposibilidad de seleccionar la "opción ganadora por consenso" como es deseable. Piénsese p. ej. en las elecciones gubernamentales, en las que se presentan numerosos partidos políticos, con diferente grado de similitud o proximidad en las posturas y programas que defienden, de forma que cada votante tiene diferente grado de preferencia o apoyo de cada opción política. Sin embargo, con el sistema de votación de elección única existente en la gran mayoría de los países, cada votante puede expresar su apoyo a un único partido político, de forma que no es posible esclarecer qué partido político sería el preferido por la gran mayoría de la población como elección por consenso general, y en lugar de ello obtiene el gobierno el partido político que un mayor número de personas ha elegido como primera opción (aunque la gran mayoría de la población del país lo rechace profundamente).


Los sistemas de votación multielección preferencial superan estos problemas y limitaciones. En concreto, el siguiente es un sistema de votación multielección preferencial que es sencillo y estadísticamente robusto además de permitir seleccionar la "opción ganadora por consenso":


* Cada votante puede repartir en total (entre todas las opciones) un número máximo de puntos igual a:

 N
 ∑ i
i=1

Donde N = Número de opciones.

Esto, puede parecer complejo de primeras pero no lo es, lo único que significa es que con 3 opciones se puede repartir máximo 6 puntos (3+2+1=6), con 4 opciones se puede repartir máximo 10 puntos (4+3+2+1=10), con 5 opciones se puede repartir máximo 15 puntos (5+4+3+2+1=15), con 6 opciones se puede repartir máximo 21 puntos (6+5+4+3+2+1=21),...

Un truco para el cálculo de este número máximo total de puntos (útil cuando el número de opciones es elevado):

 N              N · (N+1)
 ∑ i = -------------------
i=1                  2


* Cada votante reparte este número máximo de puntos como quiere (puede no repartir todos, asignar igual número de puntos a varias opciones, asignar cero puntos a varias o a todas las opciones,...) con la única limitación de otorgar o asignar a cada opción un máximo de N puntos, siendo N = Número de opciones. En el reparto de puntos, mayor número significa mayor preferencia, dando N puntos a la opción u opciones de máxima preferencia y cero puntos a la opción u opciones con oposición o rechazo total. La ausencia de voto a una opción se contabiliza como cero. Así se promueve que cada persona votante realice una votación preferencial sincera y honesta, al ser la votación siempre positiva y activa (no se admiten votos negativos como forma de indicar oposición o rechazo, la menor puntuación posible de cada opción es cero, de forma que las opciones rechazadas no tienen menor puntuación que las opciones sin votos).[1]


* Una vez recopilada todas las votaciones, para obtener el escalafón / jerarquización / clasificación / graduación / ranking / ranqueo de resultados final simplemente se suma todos los puntos asignados a cada opción. La opción que obtiene el mayor número de puntos es la opción ganadora por consenso. (Este procedimiento es absolutamente más sencillo, trazable y auditable que los sistemas que comparan todas las posibles combinaciones de parejas de opciones –derivados del famoso trabajo de Marie-Jean-Antoine-Nicolas de Caritat, Marqués de Condorcet–: más sencillo porque resulta mucho más fácil y rápido de calcular, y más trazable y auditable porque es fácilmente recalculable para comprobar el resultado de la votación y permite que las personas comprueben la consideración de su voto personal si cada voto recibe un código a modo de identificador anónimo único y se publica el listado de votos con sus códigos.)



Nota general: Para la toma de decisiones, primero debe debe fomentarse un debate participativo durante un plazo de tiempo prudencial y luego proceder a la votación (mediante voto secreto) según el sistema explicado (si para la cuestión planteada sólo es lógicamente posible escoger entre Sí/No o Apoyo/No apoyo, este sistema puede no aportar ventajas frente a un sistema de elección única).


[1] Admitir votos negativos permite indeseables estrategias de "juego sucio" y las "guerras de votos" (dar el mayor valor positivo posible a la opción predilecta y el valor más negativo posible –"castigo" o "contravoto"– a las otras opciones que se perciben como "competidoras" con posibilidades de ganar aunque sean opciones próximas o parecidas a la preferida –"guerras entre hermanos"–, dejando sin votar las demás opciones, resultando que las opciones no votadas pueden obtener un posicionamiento por encima de las opciones votadas, lo cual peligrosamente promueve que ganen opciones que no son realmente de consenso sino por desconsideración o minusvaloración de su capacidad de ganar siendo opciones que son realmente de apoyo minoritario y que fácilmente están alejadas del consenso más generalizable).