Unión libre como forma de pareja en lugar del matrimonio

Frente a la fórmula del matrimonio como modelo de pareja, que algunas personas presentan como la (única) forma de pareja que ha de entenderse como "aceptable", la "unión libre" está progresivamente popularizándose en muchos países. En la unión libre, la pareja elige amarse, cuidarse mutuamente su bienestar y vivir juntos como pareja, por libre elección y no por las imposiciones legales derivadas de la firma del contrato de matrimonio (que eluden para evitar desvirtuar su experiencia de pareja con cuestiones legales). Es por ello que resulta absurda la principal crítica argüida por los defensores a ultranza del matrimonio (frecuentemente dirigentes religiosos[1]), que afirman que la unión libre padece de "falta de compromiso", cuando precisamente son parejas que se mantienen unidas en el tiempo exclusivamente por la libre decisión de sus miembros (si eso no es compromiso...) y en ningún caso por imposiciones de carácter legal como ocurre en el matrimonio (culpables de la larga agonía y tardía ruptura de relaciones de matrimonio infelices que deberían haberse resuelto mucho antes). Y por otra parte, todo parece señalar que es su naturaleza de libre elección y no imposición, junto a la posibilidad de una separación lo menos traumática posible si llegase a ser necesaria por un deterioro de la experiencia de vida en pareja, los motivos por los que las parejas que optan por la unión libre frente al matrimonio son más felices de acuerdo a los estudios realizados (p. ej. - resumen en español). El amor, que es la base de la pareja, no puede establecerse por contrato dejemos los contratos para lo que son: acuerdos comerciales de dinero, bienes y servicios.

Información adicional aquí.


[1] Los mismos que (de forma incoherente una vez más) se oponen sin embargo a la extensión del derecho legal al matrimonio a todas las personas sin discriminación por preferencias sexuales (véase aquí noticia al respecto del caso de España).


PD: Si la falta o carencias de reconocimiento legal de derechos como pareja en la fórmula de unión libre hace que finalmente os decantéis libremente (por pura elección de la pareja, sin presiones ni injerencias externas) por la fórmula legal de matrimonio, lo mejor es enfocar el matrimonio como si una unión libre fuera en la práctica, para así disfrutar de sus ventajas antes mencionadas. Eso implica optar por matrimonio con separación de bienes, para estar libres de condicionantes económicos si un deterioro de la experiencia de vida en pareja recomendara una separación de la duración que sea (hay que descartar el prejuicio de que un matrimonio con separación de bienes implica desconfianza o menos compromiso en la pareja, porque previamente se argumentaron las ventajas de la unión libre y precisamente las uniones libres funcionan con separación de bienes). Y no dudéis en reclamar vuestro derecho como pareja a organizar y realizar el matrimonio como deseéis, rechazando tajantemente cualquier condicionante, presión o injerencia de nadie (familiar,...) o nada (tradición, religión,...) que no sea las propias personas que conforman la pareja. Por cierto, un buen texto a leer en el que caso de organizar evento es "el arte del matrimonio" de Wilferd Arlan Peterson.